Sánchez se encomienda a la “altura de miras” de la oposición para sacar su plan

Publicado

Actualizado

El Gobierno se encomienda a la “altura de miras” de la oposición para sacar adelante su plan de choque contra la guerra. Una vez que ha validado el Consejo de Ministros el plan, que publicará el BOE previsiblemente mañana o pasado para que entre en vigor el viernes, el Ejecutivo ha trasladado la responsabilidad a la oposición, y reclama “unidad”, en palabras de la vicepresidenta primera para Asuntos Económicos, Nadia Calviño, quien ha subrayado, como Pedro Sánchez, ayer, que si en una situación de emergencia como la actual por la invasión de Ucrania, tras la pandemia y la erupción del volcán de la Palma no se respaldan las medidas, cuándo se va a hacer.

“Confío en un apoyo máximo (…) Es el momento de la unidad y pedimos a los partidos que estén a la altura de las circunstancias ante este plan nacional de respuesta a una crisis que nos ha venido de fuera”, ha subrayado Calviño. Éstas han sido las palabras de las vicepresidentas económicas en una rueda de prensa en la que no ha participado la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez.

Después del mal trago que supuso la convalidación de la reforma laboral, que se salvó por un voto por un error de un diputado del PP, Calviño ha destacado que han tenido en las últimas semanas un “maratón” de reuniones con la oposición, con los agentes sociales y los sectores afectados, con lo que esperan que ahora respondan.

Máxime cuando los socios de Sánchez se han mostrado críticos en los últimos días con el alcance y lentitud de las medidas, desde ERC hasta Más País, con dudas incluso de Podemos. Así, el Ejecutivo ha pedido altura de miras en concreto a Alberto Núñez Feijóo, con quien pactaron que habría una rebaja de impuestos que no se ha hecho, y le ha reclamado responsabilidad. Y ha hecho esta llamada general a todas las fuerzas políticas, en alusión a Cs y todo el arco parlamentario.

En el caso de Podemos, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha sacado pecho de las medidas, que ha vendido como propias, incluso la prohibición del despido acotada a empresas que reciban ayudas, que Díaz quería general. Y ante la falta de un pacto de rentas entre patronal y sindicatos a que ha instado el Gobierno, se ha mostrado convencida de que se conseguirá en breve, para lo que también ha pedido “altura de miras a los agentes sociales”.

Si Calviño ha reclamado a la oposición que apoye el plan para bajar la inflación, Díaz ha considerado que el pacto de rentas podrá cerrarse si ésta baja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.